Tener dos caras generalmente está considerado como algo malo, a menos que seas Yana, la gatita protagonista de la historia de hoy.

La foto de este precioso animal fue publicada en un anuncio clasificado en una página web bielorrusa llamado Nasha Niva, en julio de 2016. Ella estaba intentando buscar un nuevo dueño, y, ¡no tardó mucho en encontrar uno!

Desde entonces, vive con Elizabeth, una arquitecta y estudiante de diseño de Orsha, Bielorrusia, que estudia en la Universidad Técnica Nacional de Minsk. No sólo eso, sino que también se convirtió en una estrella de Internet con más de 16k seguidores en su cuenta de Instagram. Su dueña está muy orgullosa de su mascota, y no para de subir fotos de esta ya famosa gatita.  Y es que no nos sorprende nada, porque quién no se va a enamorar de esta carita?

El pequeño gatito es en su mayoría blanco y negro ,pero la mitad de su cara es completamente naranja. “Su madre era negra y el padre era naranja”, dijo Elizabeth.

Os dejamos unas imágenes de Yana.