La acupuntura es una técnica milenaria de la medicina tradicional china y japonesa que, mediante la introducción de finas agujas en determinados lugares del cuerpo -dependiendo de la dolencia-, alivia la tensión muscular, restablece el riego sanguíneo y revitaliza el tejido nervioso, entre otros beneficios. Y en los últimos años se han popularizado las clínicas veterinarias que utilizan la acupuntura para tratar a sus peludos pacientes.

La academia estadounidense de acupuntura veterinaria (American Academy of Veterinary Acupuncture) considera que la acupuntura puede resultar especialmente eficaz contra la displasia de cadera, contra enfermedades degenerativa de las articulaciones, contra la mielopatía degenerativa, la epilepsia, el asma, las infecciones de orina o también contra inflamaciones.

También afirma en su web que la acupuntura lleva siglos aplicándose en China para el cuidado de los animales, pero no ha sido hasta hace poco que dicha práctica se ha extendido y especializado.  Jin Rishan, especialista delCentro TCM de Neurología y Acupunctura de Salud Animal en Shanghái, afirma haber tratado a más de 2.000 perros y gatos desde que abrió su clínica hace cuatro años.

En España la acupuntura para animales no es ninguna novedad. Los centros que incorporan esta disciplina en sus tratamientos son diversos e incluso existen seguros que los contemplan en sus coberturas médicas. Ahora bien, su popularidad todavía es reducida.